Entrenamiento Invisible

Por Eduardo Lalo Victorica

La pandemia que azota al mundo es algo que nos tiene preocupados en todo sentido. La salud, lo económico y lo emocional pareciera estar en jaque. Todos los mensajes que recibimos y todo lo que se ve en TV esta referido a este virus y sus nefastas consecuencias. Además, a esto hay sumarle el no poder vernos en nuestro club.

“Existe algo positivo de lo que podemos aprender”

Estas líneas, sin negar la realidad, tienen por objeto encontrarme con ustedes, nuestro club y manifestar que existe algo positivo de lo que podemos aprender. Como el juego del Rugby enseña, esto no es mas que una adversidad a la que debemos hacer frente. Esta adversidad puede -y debe- hacernos más fuertes si sabemos enfocar el aprendizaje. Es el mejor momento de hacer el entrenamiento invisible (ese entrenamiento el que uno hace en soledad).

“Tomar todas las cosas en las que sabemos que podemos mejorar y aprovechar para trabajar sobre ellas”

Tomar todas las cosas en las que sabemos que podemos mejorar y aprovechar para trabajar sobre ellas, perfeccionarlas sin contarle a nadie que lo hacemos, pero que se note en nuestro hacer. Como en el juego, donde nuestro rendimiento (acción) es lo que nos pone o nos saca de un equipo, creo que será nuestra capacidad de aprendizaje lo que sacará nuestra mejor o peor versión al terminar esta cuarentena.


El desafío es mental, de ahí para adelante todo se puede lograr. Algo que aprendí y me quedo grabado es que a nadie se le puede pedir la perfección, pero si podemos exigirnos el esfuerzo perfecto.


Extraño los martes, los jueves y los partidos de los sábados. Extraño estar en el SIC y valoro, quizá ahora de una manera distinta, lo que significa nuestro CLUB.